El monstruo del lago Iliamna

El monstruo del lago Iliamna

El lago Iliamna es el mas grande de Alaska, y el segundo si se incluyen las demás regiones de Estados Unidos, tiene una superficie de más de 2500 km², distribuidos en 125 km ancho, 35 de largo, y unos 40 metros de profundidad. Lo cual es escondite suficiente para un monstruo cuyos avistamientos son anteriores a la colonización rusa, pues los nativos Tinglit de la región ya hablaban de un demonio subacuático llamado “Gonakadet”. La criatura tenía cola y cabeza como de lobo, en un cuerpo que se cree supera los once metros, pues se le comparaba con las orcas. También era adorado por la tribu ya que se le consideraba una deidad.

Otros pueblos nativos como los Alelut, también hablaron de monstruos gigantes parecidos a los peces a los que llamaron “Jig-ig-nak”, según sus experiencias estos viajaban en cardumen y atacaban las embarcaciones para devorar a la gente, por eso eran respetados y temidos y jamás se hicieron expediciones para ir tras ellos.

El primer encuentro de la criatura con los emigrados al territorio sucedió en 1942, mientras Bill Hammersley y Babe Aylesworth sobrevolaban el lago, y vieron unas figuras plateadas cuya extensión calcularon en cuatro metros, pero al acercarse para investigar más, notaron su error de calculo y aceptaron que las criaturas parecían pequeños submarinos pues superaban los diez metros. Después de seguirlos por un rato eliminaron la posibilidad de que fuesen ballenas porque no salieron ni una sola vez a la superficie a tomar aire.

Los avistamientos del monstruo sucedieron mayormente entre la década de los 50’s y 60’s; pero hasta el día de hoy nadie ha podido presentar una prueba de su existencia a pesar de que existe una recompensa de 100.000 dólares ofrecida por el periódico Anchorage Daily News desde 1979.

Según las teorías que intentan refutar la existencia de la misteriosa criatura que se relata en diversas leyendas de terror de la zona, puede tratarse de ballenas belugas, un tiburón somnoliento o alguna subespecie gigante del esturión blanco. Este ultimo es el que tiene más características que corresponden a lo narrado en los relatos, y además puede vivir más de cien años. Pero mientras no se presente una prueba contundente, el monstruo que habita en el lago Iliamna, sigue siendo un misterio.